Saltar al contenido

“El gobierno de España con gravísimos problemas de financiación se podría plantear las cartillas de racionamiento y ceder la gestión de comedores sociales a Cáritas”.

3 de mayo de 2020

Screenshot_6

Screenshot_5

En los primeros meses después del secuestro domiciliario el gobierno se negará a reconocer la crisis que no saben resolver para no reconocer su incompetencia y la necesidad de su dimisión en bloque, tiempo que aumentará el panorama de hambre, la ausencia de programas económicos que no sean el corralito de las cuentas bancarias y la negativa de países más industrializados a colaborar con gobiernos comunistas. China entrará por la puerta grande de España hacia la esclavitud.

Si ya vivíamos de préstamos de deuda de Bruselas, ahora con la negativa de Alemania, Holanda, y Finlandia a financiar nuestro gigantesco aparato político central, autonómico, dietas, coches oficiales, guardaespaldas, ong´s, lgtb´s, colectivos de inmigrantes, y colectivos feministas, vamos a ver como España se desmorona al pozo profundo en busca de la Tercera República comunista.

En los primeros días del desconfinamiento ya se ven infinidad de anuncios de Se Vende, Se Traspasa por todos los locales de cualquier actividad en todas las ciudades y pueblos. Mientras en el Congreso, Senado, CCAA, y Ayuntamientos calculan a cual de sus casas en España irán de vacaciones. El despotismo comunista. Este era el tsunami que nos tenían preparado, el comercial y empresarial.

El FMI y el Banco Mundial para los países con hambre están como lobos esperando la decisión del gobierno de España para rogar fondos.

La paralización de la restauración y hostelería por el cierre de fronteras para europeos, japoneses, y norteamericanos hasta mediados de septiembre sacrificando todo el verano toma la decisión de traspasos, ventas de locales y negocios, y cierre indefinido hasta que el gobierno garantice la normalidad. algo que ya no ocurrirá porque esperan que la gente se subleve para justificar la implementación de la Ley Marcial.

Los pocos recursos se destinarán a Pensiones, el mantenimiento de una Seguridad Social agonizante, y la creación de cartillas de racionamiento para combatir el hambre.

La gestión de Cáritas será la otra alternativa y que hasta ahora los alimentos y comedores iban destinados principalmente a inmigrantes, y que ahora quizás admitan a algún español.

Screenshot_7

Socialistas españoles en campos franceses. Ahora serán derechas en campos españoles. En cuanto el nivel de disturbios y violencia les justifique las detenciones. Unicamente inmigrantes de China, Africa, Sudamérica, Este de Europa y especialmente musulmanes podrían disfrutar de excepciones a la regla.

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: