Saltar al contenido

«España se planteará las cartillas de racionamiento de la postguerra y paguitas. El hambre ha llegado, especialmente a Madrid».

16 de mayo de 2020

descarga (2)

«A veces el gobierno se preocupa más por uno muerto que por uno vivo»: (Las uvas de la ira, de John Ford).

El proyecto del NOM se ha logrado. Someter a España al hambre y necesidad, con la imposibilidad de cumplir con los pagos de servicios básicos de luz, teléfono, agua, créditos, e impuestos como IBI, circulación.

Para someter al comunismo se necesitaba, primero una pandemia de laboratorio, segundo erradicar el confort, desde el confort no se puede llegar al comunismo. Tercero, hacerse con el poder de Comunidades Autónomas en dónde no tienen su feudo socialista como la Comunidad de Madrid.

El hambre acabará en otra clase de enfermedades y la muerte. El hambre provocará muchas más muertes que el coronavirus.

Las cartillas de racionamiento se hacen imprescindibles, y la superación de la vergüenza (un objetivo de humillación de los madrileños), necesaria para hacer las colas en todos los segmentos de la sociedad.

“El gobierno de España con gravísimos problemas de financiación se podría plantear las cartillas de racionamiento y ceder la gestión de comedores sociales a Cáritas”.

Madrid es una comunidad con perfiles muy polarizados de segundas viviendas contrastadas con modestísimas rentas. El confinamiento por el alargamiento artificial de la cuarentena en fase 0 es una afrenta a la realidad. Un ataque directísimo a los madrileños para provocar disturbios y violencia en las calles. El lenguaje del bolchevismo logrado con las necesidades básicas y que despegará en cuanto la gente salga a la calle muerte de hambre literalmente. España tiene un cáncer: el gobierno socialista que es muy superior al Covid 19. Una gente dispuesta a todo, hasta matar de hambre, con tal de perpetuarse en el poder.

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: