Saltar al contenido

«Lo único bueno del covid 19 es que queremos hablar con la gente, mirarlos, y tocarlos. Ya no queremos tantas redes sociales más que lo justo. Queremos humanidad, humanización».

30 de junio de 2020

Cada actitud de otra persona ahora es más querida y deseada. Es como si el parón de percepción de los trillones de mensajes gestuales que cada persona emite a lo largo del día y que fueron bloqueados con la cuarentena, se hayan arreglado hacia el deseo de fijarnos más en ellos por necesidad y el deseo de vivirlos.

Como dicen, los pasos atrás son para coger más fuerza. Esta inercia si resulta un reseteo de nuestro respeto. El nerviosismo del confinamiento en un primer momento se ha traducido en nervios y una sensación de estar perdidos, pero según avanza la semana a lo que vamos es a un aprecio mejor de las personas.

Sólo desear que dure, y que esta desgracia haya servido para que mejoremos todos.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: