Saltar al contenido

“Soros planificó la destrucción de Benidorm como la del Valle de los Caídos”.

14 de octubre de 2020
Spain deals spike as demand goes global | Hotel Management
Incendio provocado por Soros del Hotel Selomar en Benidorm del que era accionista a través del Grupo Hispania. La paralización de las obras de recuperación del hotel en primera línea de playa aparecen con un misterio sin precedentes con la paralización absoluta de su restauración tanto por la propiedad como por las obligaciones del ayuntamiento y juzgados, como símbolo permanente de tea satánica hasta que se consume el proyecto de destrucción. “El hotel Selomar de Benidorm, encallado a la espera de la desafección del deslinde”. Una vergüenza urbanística que apoya el feísmo en primera línea de playa con una clara intencionalidad.

La importancia de Benidorm es un termómetro de la economía española y del ocio en España.

El General Franco desarrolló el excelente crecimiento hotelero y carreteras, y su importancia para el turismo y el ocio veraniego a través de D. Pedro Zaragoza. Se trataba y se trata de que toda economía familiar y doméstica nacional e internacional tuviera la oportunidad en su vida de ver el mar y disfrutar de la playa y unas vacaciones merecidas. Al igual que Franco implementó las teorías de Jose Antonio inspiradas de Italia de vacaciones obligatorias y sobre todo pagadas para poder gozar de ellas, Benidorm era el principal contrapunto turístico de ese objetivo.

George Soros consciente de ello se postuló en el accionariado de la Socimi del Grupo inmobiliario Hispania que posee los mejores hoteles de la costa turística española mediterránea y México. Concretamente en Benidorm el hotel Selomar de primera línea de playa que decidieron quemar como una tea satánica, y que lleva desde 2012 sin tocarse. “El hotel ha estado cerrado desde 2007 y en 2015 fue escenario de un incendio” .

Dos incendios marcan el arranque ateo de Benidorm, uno el del bosque e pinos de Terra Mítica propiciado por quienes todos saben para levantar un parque tamático y un hotel de corte masónico anticristiano, y otro el del Hotel Selomar. Por cierto la montaña rusa hecha en madera cuyos técnicos declaraban la fragilidad de la construcción que cada semana tenían que ajustar las tuercas por la dilatación, como si estuviera diseñado para un desastre.

La destrucción de Benidorm es un proyecto masón para acabar de enterrar el proyecto franquista que se acompaña con la exhumación de sus restos del Valle de los Caídos.

De igual misterio como un proyecto de envergadura como el Centro Cultural, no acaba de ver concluida su ejecución definitiva, tantos años paralizada pero que como sabemos los dineros municipales desaparecen por arte de magia, en desarrollos de proyecto mal ejecutados desde los presupuestos y el bloqueo entre los diferentes grupos como boomerang destructivo de Benidorm por el interés político y personal en los sobres derivados. El perfil del turista de Benidorm es de todo menos cultural (desde ofertas de pintas de cerveza a la España profunda con sus merecidas vacaciones que no van a pasar por un centro cultural, así además lo demuestra el Centro de El Calvari con visitas cuenta gotas y en pleno centro de la calle del coño oficialmente el Paseo de la Carretera), en lugar de destinar el centro a un edificio universitario de tres disciplinas que sí podrían dar un estilo cultural al municipio al estilo de Salamanca o el propio Alicante capital en San Vicente, más con la cantidad de hoteles cerrados que podrían reconvertir algunas plantas en oferta de alojamiento universitario. No menos lejos que la sencilla obra de desagües de aguas pluviales convertida en obra faraónica que aumenta el feísmo de Benidorm y que tres partidas presupuestarias no han logrado disolver una sencilla obra de desagües convertida en multimillonaria. La corrupción tan instalada en el aparato político y empresarial de Benidorm, las comisiones y sobres han acabado con Benidorm desde las actuaciones criminales que pro supuesto serán intocables y exoneradas de cualquier actuación judicial que baila en el mismo baile cuando conoces las extensiones de las patas del pulpo. Benidorm no tiene fácil salvación hasta muy pasado el 2022 porque el tumor de la corrupción de todas las fuerzas políticas municipales y autonómicas no tiene parangón más que en Andalucía.

Los excelentes esfuerzos de las asociaciones de hoteleros y hosteleros de Benidorm por reflotar el turismo del municipio alcanzan la solidaridad e iniciativas heroicas.

Benidorm se convierte en un resort con apartamento y comida en 25 bares por 200 euros a la semana”.

“Quince hoteles de Benidorm prevén su cierre al finalizar octubre: quedarán abiertos una veintena”.

Subscribe to get access

Read more of this content when you subscribe today.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: