Saltar al contenido

«El gobierno socio-comunista se ha apresurado a aprobar la ley de eutanasia para evitar denuncias por las próximas muertes de las vacunas. Todas llevan un componente: la LUCIFERASA; se administrarán dos vacunas de dos laboratorios -Pfizer y Moderna-, para evitar denuncias a un laboratorio en concreto».

18 de diciembre de 2020

.

Moriréis casi todos entre 2021 y 2030. I love secundary efects.

Todo preparado para la gran operación de eugenesia.

El 27 de diciembre comenzarán las vacunaciones dobles (dos dosis repartidas en dos semanas, cada una de un laboratorio diferente), para evitar identificación de daños mortales.

También se prohibirán los sacerdotes en los hospitales para dar la extremaución cristiana, y sobre todo para que en confesión los pacientes no describan cómo y quién les ha asesinado.

La custodia policial de las vacunas no se debe a posibles hurtos, sino para evitar que nadie pueda analizar las nanopartículas que llevan.

Teniendo en cuenta que los que están falleciendo son en su mayoría mayores de 70 años que son los que se pusieron la vacuna de la gripe entre 2018 y 2020 y las obligadas en residencias, pueden ahorrarse casi el millón de pensiones con las que están pagando la Pensión Mínima Vital hasta que a su vez estos se vacunen.

Rusia es más cauta y previsible, su propio presidente previene contra administrarla a mayores de 60 años de la vacuna Sputnik V.

La Luciferasa contenida en las vacunas son nanopartículas de cobre que provocan luminiscencia y localización de espectro electromagnético de baja intensidad detectable por espectros 5G e infrarrojos proyectados con cualquier móvil con el software adecuado para saber si estamos vacunados para entrar en centros oficiales, sanitarios, y centros comerciales. Sabrán en dónde se encuentran los vacunados permanentemente y cuando hayan muerto. Así como su escasa movilidad por las próximas enfermedades darán un mapa de los efectos por enfermedad y muerte de las vacunas. En un mapa electrónico en manos de satánicos y gobiernos, se irán apagando como millones y millones de puntitos de luz a lo largo de los próximos meses y años.

«El Gobierno ‘fichará‘ a las personas que rechacen la vacuna con una ley del PP.
El Ministerio de Sanidad recogerá de las comunidades autónomas los datos personales de las personas que decidan no vacunarse del coronavirus».

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: