Saltar al contenido

«China espera arrebatar a Taiwan los microchips inteligentes para una guerra de apagones. Vehículos, personas, máquinas con estos microchips podrán ser apagados y dirigidos, y podrán paralizar todos los vehículos y máquinas fabricadas después del 2017 del país o regiones del mundo que deseen».

16 de febrero de 2021

«Los microcontroladores PIC® (MCU) de Microchip, los controladores de señal digital (DSC) dsPIC® y los dispositivos de la serie SAM Cortex® contienen
Periféricos PWM de
control de motor innovadores que incluyen formas de onda complementarias y una base de tiempo dedicada. Para aplicaciones que
requieren velocidad variable con par constante y control orientado al campo para una mayor eficiencia, el PIC32MK de alto rendimiento y
Los dispositivos centrales dsPIC DSC incluyen instrucciones DSP para un control más preciso». Los de Taiwan son muy superiores y permiten el control literal del vehículo. Se probaron por primera vez en los atentados de Niza (camión), Barcelona (furgoneta), Londres (turismo), Berlín (camión), y Estocolmo (camión), con vehículos teledirigidos sin conductor a pesar de que los medios dijeron que hubo conductores suicida. En el caso de Niza un Coronel del Mossad –Olivier Rafowicz– ,dirigió las operaciones de control del famoso camión, y el robo de las memorias de las cámaras de seguridad de Niza.
2016: “Israel prepara los atentados en el corazón de Europa para llegar al terror, y lograr el odio al islam para una guerra santa; la implantación forzada del microchip a la población para ser controlados como en un gigantesco campo de concentración abierto en el que quieren convertir a Europa, EEUU, y Sudamérica.”. Los microchips de Taiwan son muy superiores y sobre todo más baratos.

Vendidos como una ventaja son una desventaja para el control de personas, vehículos, y demás máquinas y robots que lleven insertados estos microchips. En el caso humano serán insertados en el cerebro.

Estos microchips cuentan con una tecnología que les otorga una autonomía como todo un procesador, y que es controlable desde las estaciones de los países que se hagan con esta tecnología.

Pueden parar, bloquear, desviar, estrellar, acelerar, desacelerar cualquier máquina. Son un arma de guerra.

Los microchips de Taiwan son los mejores con una tecnología que convierte el propio chip en un ordenador operable a distancia si se desea con las back door militares. Y además muchísimo más baratos que los israelíes y los norteamericanos.

Imaginen que China pueda parar, bloquear e inutilizar todas las máquinas de otro país como una forma de guerra o de castigo.

Hace seis años vimos en la compra de misiles por Turquía de misiles rusos y chinos que no llevasen los microchips de Intel fabricados en Israel y que tenían la capacidad de desviarlos y explotarlos en pleno vuelo.

En el futuro vamos a ver aviones que se caen o estrellan, camiones y coches que provocan accidentes, personas que hacen cosas improcedentes, fábricas que se paralizan, centrales nucleares que se aceleran hasta explotar (ya tenían el virus saurón y el stuxnet), pero este es un paso de gigante pues no son virus sino los propios microchips desarrollados en Taiwan que desea robar China con una ocupación militar.

2016: «Conoce a los humanos con microchips implantados en ellos«. Ahora son miles.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: