Saltar al contenido

«La izquierda española ya ha logrado colocar a toda su prole feminista, lgtb e independentista en las instituciones y sacar a los hombres».

24 de marzo de 2021

FUNCIONARIO MUNICIPAL DE TEMUCO 2.0: MOBBING O ACOSO LABORAL
Alto al mobbing municipal, de instituciones y de centros públicos de origen ideología feminista y lgtb. Stop al feudalismo feminista y gay.

El control del estado pasa porque todos los funcionarios de instituciones públicas y ayuntamientos sean de ideología de izquierda. Socialistas, mujeres, y lgtb se han hecho con la mayoría de las instituciones públicas.

En algunos ayuntamientos hay 58 mujeres y 4 hombres. Las mujeres son de ideología de izquierda. No hace falta que esté escrito, se promueve el mobbing con quien no piense así para lograr una hegemonía socialista. Las bajas por depresión llevan décadas funcionando para la salida con prejubilación, despido, y correturnos y cambia plantas para presionar la salida de las presas elegidas.

Es como una guerra por autonomías y municipios dónde la gran mayoría de funcionarios pertenecen a las siglas políticas que sea líder en la zona municipal.

Desde directivas, consejeras, auxiliares, a bedeles y barrenderas han tomado el control de los puestos de trabajo públicos por ideología.

Entre las principales herramientas de la segregación masculina están las denuncias por acoso sexual, o las cenas y amistades fuera de trabajo de los grupos perfectamente estructurados como sectas para apartar a cualquiera que no comulgue con los preceptos socialistas.

En los criterios de selección se sigue optando por exámenes que se pagan después de estudiar unos cinco meses los temarios en algunos casos de algunos puestos sobre la historia del municipio para luego ver que ya están otorgados a dedo en exámenes imposibles de comprobar. Cada vez utilizan estrategias más perfeccionadas en los criterios de selección que segreguen a ideologías de derecha o mujeres y hombres que no sean de clara ideología feminista y lgtb.

Y sobre todo discriminación con las personas mayores de 45 años para que abandonen la institución pública. Cosas invisibles pero ciertas.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: