Saltar al contenido

«Turquía, una incognita. Servir gas fuera de los circuitos israelíes y norteamericanos les está trayendo inflación a su moneda independiente: lira turca. Inglaterra y España, los grandes beneficiarios por la línea ferroviaria China-Inglaterra, y la importación de gas y venta de buques que pueden estabilizar su moneda si Otan e Israel no siguen haciendo de las suyas».

25 de noviembre de 2021
Abrazo oficial de Sánchez y Erdogan este miércoles en Ankara.
Por arte de magia de algunos factores estratégicos, Pedro Sánchez podría convertirse de la noche a la mañana en un referente mundial en el campo de la energía, de la industria de guerra, y de la estabilización de la moneda turca.

Turquía se enfrenta a varios escenarios:

  1. Haber encontrado gas y al mismo tiempo servir gas ruso de Grazprom a Europa a través del gasoducto TurkStream. 2020: «Turquía explotará desde 2023 un nuevo gran yacimiento de gas en el mar Negro».
  2. Turquía podría estabilizarse gracias a España. La compra de gas a Turquía por España, y España reflotaría Navantia y un tejido industrial naviero y acerero gracias a la venta de fragatas a Turquía.
  3. La caída de la lira turca no es casual, parecía seguir los mismos pasos que el peso argentino hace tres décadas y que el yuan chino hace seis años. El error de las monedas que quieren ser independientes es cotizar en mercados bursátiles financieros. Si en un principio les otorga circulante para tener liquidez en inversiones y mantenimiento del aparato del estado en un segundo tramo se hunden con la especulación de futuros bursátiles que acaba en inflación y como es el caso de la lira turca con alguna caída diaria pero aislada de un 15%. «Turquía: la lira intenta recuperarse mientras colapsan las gasolineras». China reformuló la receta de una cobertura del estado con cantidades ingentes de dinero para inyectar en las bolsas en el caso de caídas por debajo del 5% diario. La pregunta es ¿se puede vivir con una moneda ajena a los mercados bursátiles?. En el caso de monedas periféricas dependientes de las grandes monedas que cotizan en la cesta del DEG (dólar, euro, libra, yen y yuan -yuan desde hace tres años-), es más fácil no cotizar porque es periférica y no ultranacional. El problema es que la dependencia de las empresas multinacionales a su vez cotizantes no tendría valor sin el aval de su moneda -en este caso la lira turca-, y forma parte de las garantías, préstamos y patrimonio de las empresas, y el caso es que los que se adhieren a sus accionistas son capitales de riesgo sionistas (el pez que se muerde la cola y del que habría que prescindir). Muchas empresas pagan en forma de compra venta o entrega de acciones cotizadas a otras empresas o estados. En España tenemos como ejemplo muchos casos y uno actual es la posesión del estado de acciones en CaixaBank cotizante en bolsa que ha hecho que el banco financie al estado por encima del resto de bancos.
  4. Una moneda débil lleva a la inflación primero, y en el caso turco ya hablamos de estanflación. Caso en el que podría estar España si se congelase la industria, algo que se va viendo por meses. Pero las operaciones secretas internacionales podrían recuperar al menos parte de un tejido tocado. La industria petroquímica y armamentística podría reflotar la lira turca y al mismo tiempo resolver el abastecimiento de gas, petróleo, y sectores industriales ahora en baja producción.
  5. Otan podría provocar una guerra mundial en estos momentos enfrentando a Grecia y Turquía por los yacimientos submarinos de gas encontrado compartiendo aguas territoriales. Si esta guerra no ha comenzado ya es porque los intereses británicos en Turquía (TAI de BAE Systems, Rolls Royce, e ITP), haría tambalear toda la economía e industria de Inglaterra con un solo plumazo. Además China está muy interesada en la estabilidad por sus puertos en Grecia y y la terminal ferroviaria de mercancias de Yarimca en Turquía. Es Inglaterra la que impulsa la salida de la OTAN para sus intereses con Asia y Europa?. «2020: La danesa Maersk lanza un servicio ferroviario entre China y Turquía». Evidentemente, una fuerza suprema trata de dinamitar estos proyectos.

«La falta de contenedores en China dispara los precios, retrasa los envíos y enfada a sus clientes
Las navieras culpan de las demoras al aumento de los pedidos y el colapso de los puertos por la pandemia».

La principal razón de Israel para entrar en guerra con Siria fueron los hidrocarburos prospeccionados hace dos décadas en Los Altos del Golán robados a Siria. La noticia la decidieron dar veinte años después como si fuera nueva una vez robados los territorios. «2019: HIDROCARBUROS: Israel descubrió petróleo en Altos del Golán«. Visto el bloqueo turco, Israel se decidió a meterse en aguas españolas en el lecho submarino junto a Marruecos para poder exportar. Para Israel es primordial de supervivencia y crecimiento el ahogar los hidrocarburos de otros países y gasoductos para vender los suyos robados. «2015: Israel explota el caos sirio para planificar el saqueo del petróleo del Golán».

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: