Saltar al contenido

«Emmanuel Macron -petit Napoleón- comienza destituir generales del ejército francés. El gesto de la desesperación y crasos errores de su gestión ejecutiva. El general ´Eric VIDAUD´ dejará prematuramente su cargo de director de inteligencia militar».

30 de marzo de 2022

Es sencillo, la Deuda de Francia impide siquiera la guerra contra designios de Edmond de Rothschild. Sacrificar generales del ejército para esconder los errores de estrategia ya sucedió desde Napoleón y Mayer Amschel  Rothschild para tirar el precio de las acciones de bolsa en Londres, y Macron ni siquiera aumenta los valores cotizados de la City de Londres (ya que el plan es aumentar la inflación para reducir deuda), recuerden que Macron es Napoleón versión cobarde, manipulado, y apoquinado. Al menos Napoleón y su ejército recibían dinero desde Londres y la masonería británica liderada por los Rothschild. Ante la impotencia financiera de la deuda de Francia y un SILENCIO del posicionamiento militar debido tanto a las razonables advertencias nucleares del presidente ruso Vladimir Putin no podían dar más que con la presunción del ejecutivo de Macron de intervenir en una guerra perdida si fuera a ello.

Al igual que EEUU que sólo ha ido a una guerra sin ir, es decir que no ha enviado tropas y tan solo unos cuantos tanques ficción de escenarios de video de empresas de publicidad contratadas por el Pentágono, ya que ni ha podido sostenerse en Afganistán debido a la enorme deuda declarada del 115% sobre el PIB que en realidad se habla de un 1000% o más.

La destitución del General Eric Vidaud responde a una ceguera estratégica del propio ejecutivo de Macron de querer cumplir con las obligaciones OTAN frente a un suicidio militar y financiero de Francia si se le ocurriera intervenir militarmente en Ucrania, pero los ministros masones no pagan, solo las representaciones del ejército.

"La deuda pública en Francia: La publicación en Francia en 2020 fue de 2.649.261 millones de euros 3.025.986 millones de dólares, pasó de 273.564 millones después de 2019 o fue de 2.375.697 millones de euros 2.659.593 millones de dólares, es uno de los países más endeudados del mundo".

Tenemos que referirnos al  l'« Organisation Georges Bernanos » (OGB), también llamada Le Lys Noir para comprender qué sucede en profundidad en el seno del ejército francés este año 2022.
Este conjunto de altos oficiales franceses -Lys Noir-, fueron detenidos en 2013 por el estado socialista judeo-maçon francés de François Hollande que los vio como una amenaza ideológica. Trataron de ridiculizar infantilmente la ideología de un generalato serio para degradar su mensaje. Si bien hubo una diversificación del generalato francés contra De Gaulle desde la guerra en Argelia e incluso manipulación mediática de planificación de supuestos atentados contra De Gaulle -a saber la realidad o la deformación-, lo cierto es que el Lys Noir actual está unido al General De Gaulle en el pleno sentido de la soberanía de Francia.
Posteriormente vimos en prensa cómo algunos generales eran directamente contratados por la banca Rothschild France -como Simon Murray y otros vinculados a Lightbridge Corporation-, para la obtención tanto de informes internos de la defensa como de asesoramiento militar, todo un escándalo al estar estos en activo.

El General Christian Piquemal asustó de nuevo a estos socio comunistas franceses de la banca Rothschild y urgido a su gobierno (en el que manda y ordenan al cien por cien, Macroncito es únicamente un mandado), a la toma de medidas, y bien se puede decir que han matado a dos pájaros de un tiro. Primero advertir de nuevo a los militares franceses (que ya escribieron una carta oficial de respuesta militar a sus gobiernos socialistas globalistas anti-soberanía), y luego afrontar una posición inexistente ante Ucrania, sencillamente pro la ruina financiera de Francia que no podría financiar una guerra más que operaciones pequeñas en Africa como en Mali.

La destitución del General Eric Vidaud es lo que se llama llanamente una cabeza de turco para amenazar posiciones ideológicas internas contra una nueva hegemonía israelí dentro del ejército francés y la policía. Así es, las fuerzas francesas sirven a los intereses de Israel y el sionismo internacional; una copia de las posiciones dentro del ejército británico desde la entrega unilateral de Palestina a la emigración judía con el respaldo de votos comprados por la banca Rothschild a países miembros votantes de la ONU en su día.
Después de Vidaud la Inteligencia Militar de Francia ya no existirá será propiedad de Israel.




From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: