Saltar al contenido

«El Rey en Sangüesa con gas radón, mientras el Iruña de Pamplona suprime los camareros en mesa para San Fermín y la plaza de toros del Encierro ultima martillos neumático picando a quince días del evento».

15 de junio de 2022

Las coincidencias extrañas las miro.

Ayer 14 de junio 2020 hubo una reunión municipal en el ayuntamiento de Sangüesa (Navarra), para concluir que había gas radón en los pueblos de la región.

«El radón es un elemento químico perteneciente al grupo de los gases nobles. En su forma gaseosa es incoloro, inodoro e insípido y en forma sólida su color es rojizo. En la tabla periódica tiene el número 86 y símbolo Rn. Su masa media es de 222, lo que implica que por término medio tiene 222-86 = 136 neutrones. Igualmente, en estado neutro le corresponde tener el mismo número de electrones que de protones, esto es, 86».

Una estupidez como un templo si no fuera porque el domingo 19 de junio se espera la visita del Rey Felipe VI para conmemorar el 900 aniversario de Sangüesa como villa; en la que nació Fernando el Católico que sin embargo fue llevado de prisa y corriendo furtivamente a SOS del Rey Católico que aun estando a escasos 4 kilómetros ya pertenecía al Reino de Aragón y no de Navarra.

El gas radón pretende ser una estúpida ley para implantar una normativa en construcción que ayude a recaudar. Similar a la la radiación del granito que dijeron encontrar en la sierra de Madrid y que acortaba la esperanza de vida. Un gas como la piedra de granito que llevan millones de años pero que de repente se lo sacan de la manga a saber los por qués.

He investigado un poquito y en otros ayuntamientos colindantes ayer no tenían noticia del gas radón que Sangüesa dice tener en toda la zona.

El intenso olor a azufre amarillo en Sangüesa de la fábrica papelera se parará el domingo la producción por ser festivo, en contraste con el color rojo del radón líquido.

De otra parte en Pamplona el legendario Café Iruña en la Plaza del Castillo suspende el servicio de camareros en mesa (sólo en terraza, siendo dentro autoservicio que promete ser un caos la semana de San Fermín cayéndose las consumiciones al choque entre clientes en el acalorado y abarrotado ambiente), entrando San Fermín la semana del 7 de julio mientras en la plaza de toros se oye un martillo percutor intentando extrañamente de hacer una chapuza a quince días del evento en la plaza de toros por la que entrará el Encierro.

Esta noche ha caído extrañamente un rayo junto al monasterio de Leyre, aún están los bomberos apagando el incendio. Me han mostrado fotos del fuego y del humo. Toda una simbología bien extraña.

Estos alcaldes masones son de temer.

Sólo observo anomalías y ahí las dejo.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: