Saltar al contenido

«El cuento de la escasez de energía permitirá dejar a España sin agua potable mediante el fracking. Su lema: O no comer, o no desplazarnos. Racionamiento del agua. «.

23 de junio de 2022

Ninguna de las teorías televisivas se sostienen, pero se sostiene la fragilidad de las mentes y conciencias matrix tan vulnerables ante cualquier informativo.

No hay escasez de energía.

De hecho consumimos menos gasolinas, ha descendido el tráfico por carretera (basta con ver que a excepción del fin de semana, no hay tráfico), los trenes con una ocupación a mínimos. Las familias ponen la lavadora durante la tarifa valle y fines de semana. Entonces ha descendido el consumo energético.

El mensaje de la escasez de energía es el mismo móvil usado con los PCRs para lograr vacunar a la mayoría y en el caso energético lograr que la gente acepte pagar una gasolina hiperinflacionista, que únicamente cumple enriquecer a la quebrada Reserva Federal y Banco Central Europeo.

El otro objetivo además de camuflar la quiebra financiera, es contaminar el agua potable de los acuíferos mediante el fracking.

Con aguas contaminadas por el movimiento subterráneo de esquistos lograrán dos cosas:

-Que en zonas agrícolas no se pueda regar con aguas llenas de aceites que los cultivos no puedan absorber.

-Que las zonas agrícolas y ganaderas sean desierto de agua no potable.

-Dirán que tenemos que elegir entre no comer o no poder desplazarnos.

El fracking permitirá la hiperinflación del agua en pocos años. Poder beber agua será un lujo, lavar la ropa y ducharnos será otro lujo. Veremos campañas de televisión hablando del RACIONAMIENTO DEL AGUA mediante el control de los contadores wifi. La gran represión y el hambre, pues sin agua no hay comida ni ganadería.

El cambio climático es el plan para las nuevas medidas represivas al consumo. Ni siquiera al derroche sino directamente el consumo de mínimos. El cambio climático es para que no comamos, no bebamos, no nos desplacemos, olamos como cochinos, parecernos a la Cuba castrista, que no podemos cultivar, ni salir de las ciudades para agitarnos como a bestias.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: