Saltar al contenido

La izquierda española persigue los restos del General Franco y el Pazo de Meirás, mientras siguen sin declararse los casoplones socialistas en México, Francia e Inglaterra obtenidos con el robado oro del Banco de España por Negrín e Indalecio Prieto y sus familias no trabajadoras.

16 de julio de 2019

Reportajes_373725142_113945476_1024x576

El tesoro que Indalecio Prieto manejó en México mientras otros republicanos pasaban hambre. (Solidaridad socialista- masona… de delincuentes con asiento en el Congreso, maestros mafiosi). 
El próximo 23 de febrero se cumplirán 80 años del mayor expolio cultural y económico cometido nunca al Estado español”. “En Southampton (Reino Unido) descargaron valijas de documentos y pertenecías personales del entonces presidente de la república, Juan Negrín, y del doctor José Puche, ambos lejos de España y del frente”. 

Cientos de millones que siguen desparecidos mientras persiguen el Pazo de Meirás. Del Pazo hay fotos y documentación legal. De las masiones socialista ni fotos ni rastro del latronicio.

“El escándalo del tesoro español desaparecido de la casa de Indalecio Prieto en México.

Este fin de semana se cumplen 56 años de la muerte del exministro socialista. ¿Dónde está el tesoro que llegó a sus manos a bordo de El Vita? El que fue su hogar se ha convertido en restaurante y apenas queda rastro del expolio que cometió”.

Mucho Pazo de Meirás de 8 millones revalorizado de un valor original de  apenas unos cientos de pesetas, y nada de los millones de euros en oro desaparecidos en las mansiones masonas de los cobardes masones que huyeron de España con el oro español.

La izquierda republicana española de mal perder quiere litigar contra el Pazo de Meirás. Has ahí todo parece muy socialista revanchista. Lo que no cuentan son los bienes robados desviados del mercadeo del oro español que llevó a cabo el ministro Negrín para la compra de más de 200 aviones moscas y tanques soviéticos. Alguno de los camiones se perdió en Cataluña (hablan de dos camiones cargados de lingotes), otros en el aeródromo de Le Bourget de París a dónde llegó parte del cargamento, y otros al puerto de Valencia con destino desconocido. Evidentemente el cómo no se sabe pero llegó en valija diplomática a México, y también a Londres.

La familia Negrín y la familia de Indalecio Prieto pudieron vivir durante tres generaciones sin pegar palo al agua, y comprando casas en México, y otras ciudades europeas como París  , Niza (cuya documentación fue a parar a Gran Canaria a otro casoplón comprado con el oro español la casa familiar en España en San Juan en Gran Canaria), y Londres. Airean una casa en la que no vivió en El Poblet de Petrer, sede del gobierno republicano escondido y huído, pero ni gota de sus residencias de verdad, y la posteriro huída al “exilio del Gobierno por el aeródromo del Fondó de Monóvar“.

Juan-Negrín-en-su-casa-en-Londres

El perro de un cobarde huído y ladrón del oro en uno de sus casoplones en Inglaterra.

negrin

Los ladrones de blanco y negro.

319998-1g_CSN319998_MG1586643.jpg

La familia de Negrín y Psoe repartiéndose premios de archivos que han decidido que no se aireen demasiado. Mientras otros los esconden o los hacen desaparecer, como si sus experiencias personales debidas totalmente a la política y sus prebendas pudieran separarse en aquello no, y en esto sí. De familia le viene al galgo. El honor se hereda como la traición y la vergúenza. Hasta el nieto medra como concejal del ayuntamiento, no se salen de puestos y funcionariados del buen vivir y de hablar de la historia, de la falsa y oculta historia. Les interesa la verdad, la oculta, y la masonería, y no pueden sacar los documentos mucho porque sabríamos de auténticos crímenes históricos y que no están en las cunetas.

Actualidad_283737656_64255536_1024x576

Residencia de Indalecio Prieto en México.

“Hallan 40.000 nuevos documentos de Negrín sobre Catalunya, el POUM y la Guerra. La familia del último presidente del Gobierno de la República ha encontrado en el sótano de su vivienda de París información relevante”. La huída y la cobardía es una práctica natural de los masones, y el enviar a otros a dar la cara. Canalla de primera. Lo vimos en Negrín, primero huyendo a Cataluña y formando un gobierno de un año, luego colándose a escondidas por atajos del contrabando en la frontera francesa, y luego escondido toda la posguerra como un hurón en Francia, Inglaterra y México, y es que dónde no hay valor y honor nace cualquier cosa. El propio Puigdemont y otras alimañas masonas cobardes en Suiza y Bélgica esgrimen esl mismo estilo de cobardía original de la izquierda que se espelcializa en tiros en la nuca mientras quieren buscar restos en cunetas de la guerra civil que todos los bandos realizaron en lo que es cosa habitual en cualquier guerra de aquí y de allende. Querer humanizar la guerra y sus acontecimientos es una aberración de la propia realidad. La guerra jamás es justa sino siempre injusta, muerte, sacrificio, dolor, hambre, y la cobardía de unos pocos pasados ahora como héroes cuando son alimañas vividoras.

Es muy hipócrita la torticera operación psicológica del traslado de los restos del General Franco enterrado en el Valle de los Caídos, y ahora que esa psy op ha perdido fuerza (para despistar los ánimos principales de España respecto al necesario fin de las autonomías que se han comido hasta los planes de Pensiones para mantener a las amamantadas bocas rojas de toda esta España corrupta y mantenida), toca sacar el tema del Pazo de Meirás. Ni que los Reyes Juan Carlos y Sofía lo hubieran hecho ni a propósito que lo mismo sí, dada la inclinación socialista demostrada de los borbones, en parte por sus obligaciones con la B´nai B´rith a su vez directores del Gran Oriente de mantenidos.

El Pazo de Meirás se queda corto y en una poesía de colofón de escena respecto a las propiedades de los Negrín  y los Prieto en México. Gente que no ha dado palo en su vida, más que de ´sacadores de libros´y documentación oculta que ahora solo parte ha asomado la luz en la más absoluta discrección propia de la masonería ´marrana´.

La venta del oro y salida de tesoros y obras de arte de España viene siendo una práctica habitual socio-masona. De la segunda república a Pedro Solbes, y próximamente hasta el sanchismo homosexual. Un oro para poder pagar las pensiones y la paga extra de navidad ya que nada queda de la hucha gastada y un PIB negativo en mantener autonomías y el gigante aparato gay, así como la compra de armas para Isis que se negociarán en el Radiant.

POSTDATA 21 JULIO 2019:

Indultan a los chorizos de los Aznar pero persiguen un asunto de 80 años del Pazo de Meirás. Cosas de la judicatura masona.

“Tribunal de Cuentas revoca la condena a Ana Botella y su equipo por la venta de viviendas de la EMVS a un ‘fondo buitre’ “.

 

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: