Skip to content

“Stuxnet, un virus militar que puede colapsar el mundo y matar millones de personas con las centrales nucleares”.

1 de junio de 2015

650_1200

Stuxnet, un virus militar para servidores y no para terminales, que puede colapsar Wall Street, vaciar las cuentas de bancos centrales, cuentas particulares, explotar una central nuclear, y hasta submarinos nucleares clase Vanguard o misiles Trident.

Stuxnet informáticos invaden al mismo servidor, más allá de los terminales, con lo cual no se puede operar ni variar ninguna amenaza desde el terminal, y solo analistas informáticos pueden operar desde el mismo servidor.

Stuxnet fue inventado por el Pentágono junto con Israel como arma de guerra.

Y ahí sigue evolucionando, pueden paralizar desde los servidores, más allá que terminales de usuarios, y los propios softwares de móviles y programas de centrales nucleares.

Según parece se ha usado ya con Irán en el 2010 pero no ha tenido éxito en centrales de tratamiento nuclear de Corea del Norte.

Es la perfecta falsa bandera que puede poner en marcha Washington e Israel en cualquier país de Europa, los propios EEUU y cualquier enclave del mundo, para acusar a Iran. Corea del Norte, Iran, Rusia, China, grupos islamistas como “Izz ad-Din al-Qassam” financiados y creados por Israel, será acusados de ataques informáticos que son en realidad falsas bandera provocados por Israel Y Washington. Hasta hay sospechas de que Chernobil fue un ataque de una especie de Stuxnet de Washington para forzar a la Perestroika a la Unión Soviética, su 11 de septiembre ruso de falsa bandera. Rusia advierte de que el virus Stuxnet que ha infectado centrales nucleares iraníes puede tener consecuencias catastróficas como Chernobil. Lo mismo advierte el presidente Putin del problema similar sobre Corea del Norte:

Si estalla un conflicto nuclear en la Península Coreana , Chernóbil se vería como un cuento de hadas de los niños

El efecto del stuxnet es sencillo y parecido al que producen los virus en cualquier ordenador personal, acelerar las turbinas produciendo un calentamiento y aumentando la cinética centrífuga del todo el sistema hasta calentarlo y descontrolarlo. Así de sencillo se puede recalentar fuera de control el núcleo de un reactor de isótopos hasta crear el rompimiento del cofre del núcleo, y provocar explosiones y fugas.

Se acusa mucho a China, Rusia. Corea del Norte (que según EEUU está muy lejos de desarrollar un misil submarino), e Irán, de tener hackers militares operativos atacando el sistema de seguridad de servidores de bancos -recuerde que muchos cajeros automáticos siguen usando Windows 95 infectado por Stuxnet, así como en troyanos bancarios con suplantación de identidad y robo de datos, fondos y operatividad-, bolsa de valores, sistemas militares y gasolineras. Pero pensemos sin más en lo poco avanzados que están los software de Rusia y China que aunque están en ello ha sido gracias a la llegada de Edward Snowden que Rusia se ha planteado la creación de sistemas operativos y redes sociales equiparables a Fecebook pero inferiores en recursos. Sencillamente no cuenta aun con la tecnología y capacidad informática conque si cuenta EEUU e Israel. Se puede decir que Rusia sí ha desarrollado un hardware superior para tecnología espacial y militar con superioridad aceptada tanto en Usa, como en China e Inglaterra, pero no es así en el caso de los software y su conocimiento necesario para desarrollar virus militares del alcance de los que sí cuenta EEUU e Israel con los Stuxnets de última generación.

Una de la pruebas es la última generación de móviles chinos que cuentan con un intruso imborrable. Así como la intrusión en millones de computadoras de dónde no se puede borrar.

Lo que si pudiera ser es que los propios Stuxnets hubieran sido infiltrados tanto en los submarinos clase Vanguard británicos, como en los de la clase Ohio norteamericanos –en fase de ser remplazados-,, así como en los misiles Trident de hasta III generación, algo que vendría avalado por el deseo imperante de Turquía alineado con la Otan y que sin embargo se ha empeñado en comprar misiles chinos que no usan microchips de Intel sino rusos y chinos.¿El motivo?, el de siempre forzar a una aceptación  de aumento de presupuesto del Congreso para estar a la altura de los submarinos rusos  955 Borey, y sin más los enormes, silenciosos e indetectables 941 Akula Typhon que ya asoman repetidamente en las costas de Miami sin ser detectados como un saludo de advertencia tecnológica, y que China ha comenzado a encargar a Rusia.

Como dice un amigo: El uso masivo de tecnologías de vigilancia significa, entre otras cosas, que cualquiera podría estar espiándote.

Gracias a EEUU. Esto es como montar una amenaza para luego justifica la persecución.

POSTDATA 9 AGOSTO 2016:  Saurón, nuevo virus  que está hackeando gobiernos y ejércitos.

Una variedad del Stuxnet, para el recalentamiento de centrales nucleares, y la ocultación de balances bancarios por pérdida de datos. Así como aviones estrellados por pérdida de control, y mensajes en autopistas, y quizás de las CPU de los mismos vehículos.

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: