Skip to content

“No jueguen a las loterías, no tocan. Los números se dan sin bombo y son números cabalísticos. Los activos de nivel 3”.

3 de junio de 2017

bombo--490x578

El bombo ya solo en Navidad y Reyes.

Desde la privatización de las Loterías por Edmond de Rothschild, Lazard y Bwin, saben perfectamente qué números han sido vendido, y cuales no. Y saben a cuales dar únicamente la terminación para seguir jugando.

Ya se quedan el 33% de la recaudación. El Estado ante esta merma lo que hace es incrementar un 33% que descuenta al cobro de los premios.

Los únicos premios que se siguen haciendo con bombo y ante notario son los de Navidad y El Niño, por la venta masiva de números por tradición, y EL SEGUIMIENTO televisivo. El resto se dan arbitrariamente sobre los que no hayan sido vendidos. La informatización de las LOTERIAS permite en tiempo real conocer que números y cuantos de cada número y serie han sido vendidos o no.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/loterias/

No hay bombo es arbitrario.

Que Loterías ya no se vende es un bulo, al menos que se sepa, el 33% ha sido vendido a la familia sionista. El asunto es tan sucio que el gobierno ni siquiera declara, cuando está obligado a hacerlo a quiénes se lo ha vendido: sociedades opacas con la legislación de Sicavs incluyen a los Rothschild, Lazard y Bwin. La recaudación ha caído un 10% pero es que los Rothschild ya no reparten premios y menos gordos con regularidad como antes, se lo quedan.

Los ingresos por Loterías (Lotería Nacional, Bonoloto, ONCE, etc), “podrían” estar tratando de paliar las enorme pérdidas por derivados financieros de los activos de Nivel 3.

 

Un gran artículo de NICOLÁS M. SARRIÉS en Expansión, explica la complejidad de estos activos:

“Los activos de Nivel 3 son aquellos activos (créditos, securitizaciones…) que las entidades bancarias no pueden contabilizar debido a que no existe un mercado con el que se pueda fijar una valoración siquiera aproximada. Son activos «principalmente para los que ya no hay operaciones en los mercados secundarios», explican los responsables de Bruselas. No existen indicadores observables que ayuden a marcar un precio, por lo que existe una gran capacidad de discrecionalidad y de subjetividad por parte de las entidades y de las auditoras para fijar un precio justo (fair value) de los mismos”.

“Opciones y derivados financieros «exóticos», securitizaciones, inversiones de capital riesgo, carteras de préstamos no respaldados por garantías o activos dispuestos para la venta no actualizados”.

«En los malos tiempos, sin embargo, su valor justo puede desplomarse rápidamente, en la medida que las asunciones razonables son menos sostenibles en condiciones de mercado empeoradas».

“Según los datos de Bruselas, los 50 mayores bancos europeos tienen en sus balances unos 245.000 millones de euros de estos activos de Nivel 3. Principalmente bancos británicos y franceses”.

From → Uncategorized

2 comentarios
  1. chinpocomon permalink

    muy interesante…solo faltan los ninjas del machu pichu…¬_¬

  2. Raul prada permalink

    Es la realidad quien juega por nesesidad pierde por obligacion. Maldita corrucion.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: